Sistemas automáticos en granjas de producción de pollo de engorda

Uno de los mayores retos de los médicos veterinarios encargados de las granjas de pollo de engorda es la conversión alimenticia. Esta se entiende como la cantidad de alimento necesario para producir un kilo de pollo.

Es bien sabido que los primeros días o etapa de iniciación de los pollitos es el punto clave que determinará su rendimiento durante todas las etapas de desarrollo, es por ello que al llegar al galpón lo primero que deben hacer es tomar agua y al consumir más agua consumen más alimento lo que da como resultado un mayor peso. Esta regla aplica durante todo el proceso de producción.

Si un pollo no consume el suficiente alimento y agua no alcanzará el peso óptimo para la etapa de procesamiento, es ahí donde se centra el objetivo principal de los sistemas de comedero y bebedero automáticos, ya que no solo son sistemas que evitan el abastecimiento manual, sino que sirven para estimular el consumo de los mismos para conseguir mayor peso.

En el caso de los sistemas de bebedero automáticos estos están específicamente diseñados para lograr que el pollo tome agua de él, asegurándonos de que es agua limpia y con las mejores condiciones posibles, es por ello que se debe instalar el cuadro de filtrado y de preferencia complementarlo con un cuadro de dosificado que permitirá medicar a las aves de forma fácil y segura cada vez que sea necesario.

Y no solo es importante dar agua limpia y fresca a las aves, sino que también es importante instalar los bebederos a la altura correcta y con la presión suficiente tomando siempre en cuenta el desnivel de la caseta, las condiciones climatológicas y tipo de ave que se desea abastecer.

Por ejemplo, para pollitos de un día el niple debe ir a la altura de los ojos y para aves adultas estás deben levantar la cabeza sin estirar el cuerpo ni las patas.

Respecto al sistema de comedero automático existen varias marcas en el mercado, pero específicamente el comedero de Jat, Broilermatic®, tiene varias ventajas que lo hacen competitivo y muy útil en el mercado. Entre ellas están los dispositivos de cierre de los comederos que permiten dispersar el alimento dependiendo de la capacidad de la caseta en uso.

Además del aro ajustador con diferentes niveles que permite una mejor salida y dispersión del alimento por todo el plato dependiendo del tipo que se use.

En conclusión algunas de  las ventajas de instalar sistemas de comedero y bebedero automáticos en tu caseta son:

  1. Estimula el consumo. Debido al acceso fácil que las aves tienen al alimento.
  2. Los comederos se activan a través de sensores. No es necesario que alguien esté al pendiente del abastecimiento manualmente, lo cual ayuda a la productividad reduciendo gastos de mano de obra.
  3. Ahorra alimento y agua. Previniendo así el desperdicio y mejorando la conversión.
  4. Suministro de medicamentos en línea de bebederos. Mediante un dosificador para agua.
  5. Alto nivel de bioseguridad y mayor bienestar de las aves.
  6. Eficiencia en el manejo de agua y alimento obteniendo mayor rentabilidad en las aves.
  7. Aumenta la densidad poblacional de aves en la caseta.
  8. Los trabajadores por caseta se disminuyen, por ejemplo para una caseta de 120,000 aves con comederos y bebederos manuales son necesarias 14 personas para operarla, sin embargo, una caseta con la misma cantidad de aves pero con sistemas de comedero y bebedero automáticos el número de trabajadores se reduce a 3.

JAT conoce las necesidades de la industria avícola por lo tanto cuenta con sistemas de comedero y bebedero automático, Broilermatic y Prolife. Conócelos, son sistemas hechos en México y aprovecha sus beneficios y mejoras en tu producción avícola.